Aquesta web utilitza cookies pròpies i de tercers per oferir-te una millor experiència i servei. En navegar o utilitzar els nostres serveis, aceptes l'ús que en fem.

Publicitat

"Código Ético, transparencia de retribuciones por cargos públicos de los políticos del cambio"

Opinió Martin Grondona
Dilluns, 23 Gener 2017 10:55

El 15 de mayo del 2011, es el día conocido como el 15M, o también llamado Movimiento de los Indignados que marcó un antes y un después de la política española.

Y comenzó con solo 40 personas, que acamparon en la Puerta del Sol en forma espontánea con la intensión de poder construir una democracia más participativa, terminar con las viejas prácticas del bipartidismo, la corrupción, la falta de liderazgo político y enfrentarse con nuevas leyes a los abusos de los bancos, entre otras medidas. La gente común, principalmente se movilizó harta de tanta corrupción, para mejorar un sistema democrático del cual ya no se sentía representada, ya sea por los políticos y representantes de derecha, de centro o de izquierda, y la indignación popular llegó a un límite sorprendente.

Así surgieron los nuevos partidos políticos, y con ellos los Códigos Éticos de estos nuevos partidos, es decir la herramienta de mayor importancia para salvaguardar la honradez y moralidad de los nuevos dirigentes políticos del cambio y sobre todo, para evitar infiltraciones de vividores, de aprovechados y de los llamados “profesionales” de la política. Y hablo de estos que todos conocemos, que siempre están ahí, y que no se van nunca.

Los partidos tradicionales como el PP, PSOE o Ciudadanos, pueden seguir con estas prácticas odiosas y eligiendo indirectamente sus representantes, pero la nueva política no puede permitírselo.

Si alguien del PP o del PSOE no cumple su función social o cometen actos de corrupción como ha sido práctica habitual en sus partidos, está la justicia para juzgarles, pero si alguno de los representantes de la llamada “nueva política”, se enfundan con la camiseta del “Che Guevara” y pasa ampliamente de cumplir con las practicas señaladas por el Código Ético de esta “nueva política”, está comprometiendo con su actitud, el trabajo de miles de militantes que trabajan para un mundo mejor, por un verdadero cambio social y político, y esto debe ser combatido, porque no puede ser posible.

Los Códigos Éticos deben ser respetados por la “nueva dirigencia política del cambio”, para terminar de una vez por todas, con aquellos que a base de grandes discursos y pocas acciones, se han aprovechado de la falta de participación ciudadana dentro del sistema democrático de partidos, convirtiéndose en parásitos de la sociedad. 

Y así, los nuevos partidos del cambio como Podemos, Mareas, Barcelona en Común, Guanyem, Compromis y sus confluencias, deciden elegir por votación directa a sus representantes que además, deben cumplir con rigor y a rajatablas, con este signo de integridad personal. Y si no lo hacen, deberán ser denunciados a las Comisiones de Garantías de dichos partidos.

Y así, el Código Ético en general, establece que ningún cargo electo o de partido, puede llevarse al bolsillo más de tres sueldos mínimos interprofesionales de 707,60 euros, es decir unos 2122 euros al mes, y el resto donarlo al partido, a instituciones benéficas o a causas justificadas, argumentadas y verificables. Y no se debe ni se puede hacer trampa. Y si como político quieres ganar más dinero, pues debe trabajar para aumentar el sueldo mínimo que el resto de los comunes de España, que está casi a la cola de Europa.

Además, ningún cargo electo o de partido puede tener más de 2 cargos, y excepcionalmente y justificado, tres cargos, porque simplemente sabemos que si deseas cumplir bien con tu trabajo, difícilmente puedas ejercer y abarcar correcta y adecuadamente tantas tareas. Sabemos que si alguien tiene 4, 5, 6 o 7 cargos, es porque está acumulando poder y muchos euros, y seguramente en varios de estos cargos, solo calienta el sillón, si es que se presenta a trabajar.

Y finalmente, el Código Ético entre otras reglas, señala también que al finalizar un segundo mandato, el político debe volver a su trabajo o profesión habitual, y excepcionalmente podrá presentarse a un tercer mandato. Como Barack Obama para entendernos…

Si el presidente de Estados Unidos tiene que cumplir esta ley, porque no debería cumplirla un simple regidor de pueblo, o de un gran municipio, ya sea un diputado o senador, no?; y el mundo sin Obama no se viene abajo, porque así si se renueva la dirigencia política.

Para resumir, máximo tres cargos, máximo 2122 euros, justificar el uso y distribución del sobrante de sus ingresos, y un máximo tres mandatos.

Perón decía… “El hombre es bueno, pero si se lo vigila es mejor…”

Ahora bien, todos los que estamos trabajando para intentar cambiar de fondo la política del parasito, sabemos que esta regla en muchos casos no se está cumpliendo, y es nuestra obligación para no volver a caer en viejas prácticas de partido, hacer cumplir estas medidas impuestas por el Código Ético a cada cargo electo.

Por ello y para construir una solución, he planteado que cada cargo electo, es decir, cada político identificado con su DNI, tenga que hacer mes a mes, una simple presentación en un formulario común tipo Excel, con el detalle de su cargo político, remuneración de bolsillo y utilización del excedente de dichas remuneraciones.

Los portales de transparencia de ayuntamientos, diputaciones, senado, consejos comarcales y partidos políticos son confusos e incompletos, y hoy por hoy, no hay una forma rápida de saber por ejemplo, cuanto se lleva al bolsillo el Presidente de la Nación o un simple concejal de pueblo, y por ello es necesario y propongo este sistema de transparencia real, por el bien del sistema democrático que todos deberíamos defender. 

Como verán es muy simple y debería ser obligación de todo cargo público electo y de partido, subir esta información a su cuenta de Facebook. Más fácil… imposible.

Es muy sencillo hacerlo, Si Se Puede!, y se quiere…

Y además, generaremos empleo ya que cada provincia de toda España, debería crear una Comisión de Transparencia de Remuneraciones de Cargos Públicos, que controle a los cargos electos.

El dinero para pagar estos nuevos puestos de trabajo, saldrá justamente del excedente de las remuneraciones de los políticos del cambio. Y ahora sí, con este sistema será verificará una verdadera transparencia… y chau parasitos.

Martin Grondona

Martin Grondona

Regidor de Relacions Ciutadanes de Cunit

Anuncia't a infocamp.cat, dona suport al periodisme rigorós de proximitat.

Publicitat

Baner ROM 300x250px 1 Advertisement
No s'ha pogut desar la teva subscripció. Siusplau torna-ho a provar.
La teva subscripció ha estat correcta.

Butlletí de titulars diari

Subscriu-te per rebre cada matí els titulars d'InfoCamp al teu correu: